martes, 10 de enero de 2012

El concierto con Educacion

comida es lógico, pero para lo demás ya está el concierto con Educación que corre con los gastos de funcionamiento. La desfachatez de esta tipeja no tiene limites. La educación no es sólo enseñarle a los niños matemáticas, lengua e inglés y no se debe dejar tal responsabilidad, como es la de educar a un hijo, a los profesores... Los padres deben de entender que la educación debe empezar en casa, hay que enseñarles valores, modales y sobretodo, hay que enseñarles a respetar. la envidia femenina no tiene limite. La escuela pública es propia de filoetarras (solucionado el problema)

Espe y la Figar sólo nos muestran lo que nos espera a partir del lunesnov. La estupidez humana no conoce límites. Por ese mismo motivo que hagan curso sobre violaciones a castores. La gente va a un entorno tradicional o conocido, y a un lugar donde hay o se supone que hay algo de disciplina. La percepción de autoridad y rigor en los públicos se ha devaluado con los nuevos modelos educativos. También los hay muy buenos, pero en general no se los percibe muy bien. La herencia de ZP La historia de la foto de "Harold Lloyd" es de mear y no echar gota :-D La libegal quiere comisión. La libertad de elección de centro de Esperanza Aguirre: libertad para ir a un colegio de monjas o a uno de curas.

luz se corta adías de una factura impagada, o sea que como el que tenga la facturación cadameses, ¡¡¡ha estado consumiendo luz "de gratis" durantemeses!!! ¿A alguien le parece poco? La madre de Pablito ya ha quitado el ambientador del baño, no le llegaba el presupuesto La noticia dice que hay varias escuelas en Vitoria-Gasteiz que abren. Cuatro o cinco de ellas se abren con cargo al presupuesto del ayuntamiento. Y hay una escuela que abre por petición de la asociación de vecinos, que se encarga de a gestión. Bildu propone que se abran los patios de todas las escuelas. El alcalde del PP dice que lo apoya siempre que la gestión la realice una asociación de vecinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario