viernes, 13 de diciembre de 2013

Cursos de asesoramiento para empresas

Cada vez son más los cursos que se imparten para el asesoramiento de empresas nacionales e internacionales, muchas de ellas multinacionales de prácticamente todos los sectores de actividad económica, la mayoría de ellos porque las empresas buscan transformarse en empresas cuya gestión se base puramente en Internet, en la implantación de los mejores y más eficaces métodos de comercio electrónico, para relacionarse tanto con sus clientes como con sus proveedores, de forma electrónica y automatizada. Esta lógica aspiración de las empresas para aumentar su competitividad en los mercados internacionales, tiene como ventaja añadida el total aprovechamiento de sus recursos tanto humanos como materiales, amén que el coste de mantenimiento de la infraestructura necesaria es ridículo en comparación con los beneficios que la organización en su conjunto aporta, máxime cuando toda la información de la empresa queda a disposición de sus gestores al instante, permitiéndoles tomar las decisiones oportunas, ante el más mínimo cambio de los fluctuantes mercados. Hoy a las empresas no digitalizadas, no les queda otro camino de informatizarse o desaparecer. Algunas de ellas las más afortunadas, serán compradas o fusionadas con otras más grandes, que si que hayan tomado la decisión correcta, y cuenten con el asesoramiento de reputados profesionales, que con su buen criterio ya les habrán indicado el camino a seguir, el nuevo enfoque de hacer negocios con empresas multinacionales, y también con compañías locales, para aprovechar una frase que le gusta mucho a la casta política: las peculiaridades de cada zona geográfica. Pero no queda ahí el eficaz asesoramiento. Lo más importante en una empresa son las personas, y no sólo su personal interno, sino también sus clientes, accionistas y proveedores son personas con las que hay que tener una correcta estrategia, como bien indica el profesor Javier Carro González, de quien desde estas líneas, me declaro seguidor incondicional de su doctrina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario